15 formas de generar cero residuos

Una de las cosas más importantes que solemos oir es:

“No puedo generar cero residuos porque no tengo cerca una tienda de productos a granel (o mis opciones de compras a granel son muy limitadas).”

Dependiendo de dónde vivas, puede ser muy frustrante tener que comprar tus verduras envasadas en plástico y/o en embalajes cuando estás tratando de evitarlo.

¡No desesperes!

Llegar a generar cero residuos no es una cuestión de todo o nada. No se trata de alcanzar la perfección. ¡Se trata de hacer lo mejor que cada uno pueda!

Haz lo que puedas, donde puedas, según tus circunstancias. ¡Todo el mundo es bienvenido a esta fiesta sin residuos!

Vamos allá con las 15 formas de generar cero residuos:

1. Botella de agua reutilizable:

No salgas de casa sin una botella de agua reutilizable llena.

Si no te gusta el sabor del agua de tu grifo, puedes buscar algún filtro que se acople a tu grifo.

2. Bolsas reutilizables:

¡Abandona esas bolsas de plástico y de papel por una reutilizable!

El plástico es malo y ya lo sabemos. Pero las bolsas de papel también consumen muchos recursos.

¡Hacen falta 3,8 litros de agua para producir una sola bolsa de papel! La mejor solución es llevar la tuya propia.

Mientras estás en ello, ¡mete dentro algunas bolsas para alimentos frescos reutilizables!

3. Taza de café para llevar:

¿Te permites tomar un café por ahí de vez en cuándo? ¿Por qué no llevar tu propia taza?

Si te vas a quedar en el local, pide una taza. Incluso Starbucks tiene auténticas tazas de café para los que se quedan a tomarlo en el local.

4. Servilletas de tela:

Es uno de esos consejos que puede resultar contradictorio porque estas servilletas tiene que lavarse pero te aseguramos que notarás el ahorro en el bolsillo.

Y, por supuesto, ayudarás a cuidar del planeta.

5. Evita platos desechables:

¡Sé auténtico! Ya estés cenando, comiendo o desayunando, haz un hábito de utilizar platos y cubiertos auténticos.

6. No tires comida:

¡Esto es un enorme problema!

Los europeos tiran el casi el 40% de la comida que compran.

Asegúrate de guardarla de forma adecuada y de tener una lista cuando vayas de compras.

La planificación de las comidas no tiene por qué ser complicada.

7. Compost:

¡Compostar es tan importante! Los residuos orgánicos no se pueden descomponer adecuadamente en un vertedero. Liberan metano, que es 20 veces más potente que la media de gas invernadero que se produce.

Si vives en un apartamento sin acceso a un patio trasero, comprueba si hay un club local de hortocultura o jardinería dispuesto a utilizar tus restos de comida.

8. Replantéate tus desplazamientos:

Los vehículos son parte de nuestra vida y de nuestros desplazamientos matutinos.

No debemos pensar que los vehículos son inherentemente malos.

Cumplen una función muy importante, especialmente para aquellos que viven alejados de los núcleos de población.

Para muchas personas no es posible dejar de usar el coche, pero reflexiona sobre estas preguntas:

  • ¿Podrías compartir el coche?
  • ¿Coger el transporte público?
  • ¿Aprovechar un solo viaje para hacer todos los recados?
  • ¿Puedes desplazarte con menos frecuencia?

9. Elimina los envases de la comida para llevar:

¡¿Pensabas que te íbamos a decir que eliminases las comidas para llevar!?

Nunca, pero si recomendamos evitar esos dañinos envases.

10. Come más productos naturales/comida real:

Incluso si no tienes una sección de productos a granel, eliminar el consumo de comidas procesadas es una forma excelente de reducir los envases residuales.

Opta por consumir más fruta y hortalizas frescas. Reduce tu ingesta de carne, haz más completas tus comidas añadiendo legumbres. Y compra alimentos secos que vengan en papel o en cajas de cartón.

O haz como las tiendas a granel y compra grandes bolsas de arroz y alubias.

11. Transforma tu cuarto de baño:

Prueba tus dotes de fabricación de productos caseros, así evitarás el uso de envases y la contaminación del agua por culpa de los residuos químicos.

12. Compra en negocios eco-friendly:

Seguro que cerca de tu casa o puesto de trabajo hay pequeñas tiendas que apuestan por el medio ambiente.

Ofrecen descuentos si usas tus propias bolsas o envases, venden productos a granel, utilizan envases retornables…

¡Sal ahí fuera y explora!

13. Compra de segunda mano:

Comprueba siempre el mercado de segunda mano primero

¿Tienes una tienda de segunda mano a la que te puedas acercar?

Quizás encuentres su oferta mediocre. Afortunadamente hay muchas tiendas online y mercados online de segunda mano: Wallapop, Vinted, eBay, Vibbo, etc.

14. Transforma tu cocina:

Sólo porque no puedes comprar TODA tu comida sin envases, no significa que no puedas cambiar los artículos desechables.

Si lo usas sólo una vez y lo tiras, incluso si es reciclable, busca una alternativa.

Recuerda que producir cero residuos se trata más de la utilización correcta de los recursos y menos del vertedero.

Se necesitan muchos recursos para producir cualquier artículo, incluso uno reciclable.

Siempre es mejor encontrar algo que reutilizar.

15. Crea conciencia:

Vivimos en una sociedad de consumo y a menudo se nos olvida que es el consumidor quien tiene el poder.

Si no te gusta que todo venga envuelto en plástico, pide que haya un cambio. Te aseguro que no estás solo/a. Pero alguien tiene que ser el primero. ¿Quizás seas tú?

Internet y las redes sociales nos han proporcionado herramientas estupendas para interactuar con los que nos rodean y comparten valores similares.

Difunde y comparte este tipo de contenidos (y los de otros blogs) con tus círculos de amistades y familiares, ¡crea conciencia!

Podemos trabajar todos juntos como un equipo para poner en marcha un cambio significativo. Ah, aquí tienes nuestra guía para principiantes para vivir sin generar residuos.

Deja tus comentarios