Guía para principiantes sobre cómo vivir sin generar residuos

¿Acabas de empezar tu viaje hacia una vida sin residuos?

¡Deja que te demos la bienvenida a la comunidad!

Puede ser un poco abrumador cuando intentas pensar por dónde empezar. En este post te daremos 10 consejos te ayudarán a decidir cuáles serán tus primeros pasos.

Aquí tienes el listado de consejos, si haces click sobre ellos irás directamente a esa sección:

  1. Escribe tu por qué.
  2. Céntrate en eliminar los artículos desechables.
  3. Usa lo que tienes en casa.
  4. Compra de segunda mano.
  5. No compres de forma impulsiva.
  6. Aprende a fabricar productos caseros.
  7. Involúcrate en la comunidad “eco”.
  8. Encuentra un grupo de apoyo.
  9. Aprecia tus pertenencias.
  10. Empieza a compostar.

Si sientes que has dominado los pasos de principiante, asegúrate de consultar este post con 15 formas de generar cero residuos.

Si buscas más información, asegúrate de echar un vistazo a la sección “Reducir huella ecológica” donde podrás encontrar reunidos todos mis mejores consejos para principiantes.

1. Escribe tu ‘por qué’:

¿Por qué razón decidiste vivir sin residuos?

Escribirlo hace tangible tu decisión, y te da una referencia cuando necesites motivación.

Quizás porque te importa mucho el medioambiente, quieres ahorrar, o evitas las toxinas de los plásticos. Todas estas razones son válidas.

Vuelve a este ‘por qué’ cada vez que necesites inspiración o cuando te cueste.

2. En primer lugar, céntrate en eliminar los artículos desechables:

Hay residuos en todas partes, así que, antes de sobrecargarte, céntrate en dejar de utilizar artículos de un solo uso.

¿A qué sueles recurrir más: utensilios de plástico, servilletas de papel, botellas de agua de plástico?

Obsérvate durante una semana y haz una “auditoría” de la basura. Esto te ayudará a ver realmente de dónde vienen tus residuos y qué debes eliminar.

Si no estás listo/a para abordar una auditoría de la basura, aquí tienes +100 sencillos consejos para generar cero residuos.

3. Usa lo que tienes en casa:

No tienes que comprar artículos nuevos para vivir sin residuos.

Mira por tu casa: ¿qué herramientas tienes ya para vivir sin residuos?

Los tarros vacíos de cristal son estupendos para guardar alimentos secos, platos hechos especiales en casa, sobras, para compostar sobre la marcha o incluso sirven como botella de agua improvisada.

Una camisa vieja se puede convertir en una bolsa reutilizable para alimentos frescos, o puede cortarse para hacer pañuelos o trapos. La cubertería reutilizable de tu cocina se puede usar para cuando comes fuera.

No tienes que salir y comprarlo todo nuevo, ¡sólo usa tu creatividad!

4. Compra de segunda mano:

Cuando tengas que comprar un artículo, busca primero en tiendas de segunda mano. Puede que tengan lo que necesitas (y a un precio mucho menor).

Y asegúrate de echarle un vistazo a este post súper útil con +50 productos para reducir contaminación por plástico.

Los artículos de las tiendas de segunda mano ya han sido fabricados, por lo que no han sido necesarios nuevos recursos para producirlos. Además, estás haciendo que un artículo perfectamente utilizable no acabe en el vertedero.

Si no puedes encontrar lo que buscas de segunda mano, busca en tiendas que reutilicen residuos para fabricar productos “nuevos”.

5. Espera… no compres de forma impulsiva:

Cuando veas un artículo que desees, pregúntate si realmente lo necesitas. Date un tiempo para reflexionar y meditar.

Esto te permitirá evitar el consumo excesivo. Si es algo que necesitas, pregunta siempre a amigos o familiares antes de comprarlo.

Por ejemplo, ¿se te acaba de romper la cafetera? Pregúntale a tu hermana si tiene una de sobra. Esto te ahorrará dinero y no se gastarán más recursos.

6. Aprende a fabricar productos caseros:

La mayoría de artículos de higiene, maquillaje y comestibles procesados vienen envueltos en plástico. 

Puedes reducir mucho todos esos residuos aprendiendo a fabricar los productos en casa. Pronto tendremos más información sobre cómo hacer productos ecológicos en casa.

¡Ah! ¡Olvídate de la comida para llevar (no para siempre) y cocina una auténtica comida casera para cenar!

7. Involúcrate en tu comunidad:

Tu comunidad, o círculo cercano, puede ayudarte a conseguir muchas cosas. Es una forma estupenda de que los amigos, familiares y vecinos reduzcan su basura. ¡Verás qué impacto local más asombroso!

Aquí tienes 4 consejos para involucrarte en tu comunidad:

  1. Apoya a tu tienda local a granel, al mercado de productos frescos, y/o el huerto de la comunidad.
  2. Involúcrate con el gobierno local y habla sobre vivir sin residuos.
  3. Planifica un intercambio de ropa u organiza una limpieza.
  4. Envía emails a los negocios locales sobre sus embalajes o sus políticas de envasado.

8. Encuentra tu grupo de apoyo:

Ya sea online o con la familia o amigos, es importante contar con un grupo de apoyo. Son personas con las que puedes hablar sobre todo lo referente a vivir sin residuos.

Si vives con tus padres, o tienes una familia, ¡involúcralos!

Explica el “movimiento sin residuos” y por qué importa y verás que estarán abiertos a participar.

Para animarlos, intenta hacer juntos un reto de 30 días. Es una forma divertida e interactiva de estimular su interés.

9. Aprecia tus pertenencias:

Nuestra sociedad tira todo rápidamente cuando se rompe o no funciona.

Reta al consumismo desarrollando una relación con tus cosas. Comprar productos hechos para durar también te ahorrará dinero a largo plazo.

Si algo se rompe, llévalo a reparar o búscale otro uso. Si tratas tus cosas con cuidado, seguramente te durarán más.

10. Empieza a compostar:

Compostar es increíblemente beneficioso para el medioambiente.

Inténtalo poniendo todas tus sobras de comida en un tarro y metiéndolas en el congelador.

Después tíralas en el lugar habilitado para ello en tu zona.

Si tienes jardín, invierte en un tambor rotatorio: todo lo que tienes que hacer es echar tus restos de comida y darle unas vueltas. Tendrás un compost denso y lleno de nutrientes.

¿Estás empezando tu viaje sin residuos? ¿Encontraste útil la guía? 

¡Comparte e inspira a tus amigos y familiares mostrándoles lo fácil que es empezar!

Deja tus comentarios